Conoce las técnicas de cierre de ventas más efectivas

Los buenos comercios siempre buscarán aplicar los procedimientos que cuenten con una eficacia demostrada, siempre reforzándolos con su intuición y la experiencia que haya ido sumando con el paso de los años. Por otra parte, un mar comercio siempre terminará basando su método puramente en la improvisación. Es por esa razón que en el presente artículo te presentamos algunas de las técnicas de cierre de ventas más efectivas para que puedas llevar a tu camino por el camino del éxito.

El cierre o el desenlace es el momento determinante de una venta. Se comienza con una preparación o estudio, se continúa con una determinación o creación de las necesidades, se prosigue con la argumentación, nos movemos al tratamiento de objeciones y finalmente, si hemos hecho todo de la manera correcta y hemos obtenido buenos resultados, pasaremos al cierre o desenlace de la venta, tal como se puede ller en el blog de ventas de academylicensecenter.

Todo el proceso de venta se encuentra enfocado a conseguir el cierre y poder lograr que el cliente en cuestión acabe comprando, firmando el contrato, o adquiriendo un compromiso real. Para esto siempre deberemos tener presente que incluso las mejores técnicas de cierre de ventas acabarán fracasando si antes no se despierta el interés en el cliente, si no se ha desarrollado de manera satisfactoria el argumento de venta y si no se han refutado todas las objeciones en la mente de este. Todas las fases del proceso son importantes.

  • El cierre directo probablemente sea el más sencillo. Consiste simplemente en lanzar una pregunta a los clientes potenciales, lo cual se puede tratar de un pequeño detalle pero que nos confiere un gran poder la situación.

  • El cierre de la alternativa consiste en la oferta al comprador potencial de dos opciones, haciendo que deba decantarse por una de las. La ciencia tras esto está en que ambas opciones presuponen que la decisión de compra ya ha sido tomada. Hay que colocar al cliente potencial psicológicamente más allá de la línea divisoria que le separa de la compra del producto para influir en la decisión de compra final.

  • El cierre por amarre es una técnica que intenta conseguir el mayor número de respuestas positivas por parte de nuestro cliente potencial, haciendo que finalmente sea mucho más probable que el cliente termine tomando una decisión de compra afirmativa y se pueda cerrar la compra con una técnica sencilla pero efectiva.