¿Cuáles son los imprescindibles a la hora de afeitar?

Afeitarse se volvió una de las practicas más naturales para el hombre, por tanto, han salido distintos productos destinado exclusivamente a esta área del mercado, buscando siempre llenar las necesidades del usuario y así el mismo pueda resolver la vida un poco más fácil.

Kit de afeitado:

Un buen kit de afeitado va a variar depende de las exigencias que tenga cada persona, todo cambiará en concordancia con el tipo de barba o de piel que tengas, puesto que los productos que necesitas para el cuidado de las zona son distintos.

Ahora bien, vamos con aquellos que tienen una barba fuerte o gruesa, lo primero que necesitan es un exfoliante, esto es para aplicarse antes de cualquier otro producto y ayuda a suavizar la fibra capilar y contribuye con el afeitado perfecto.

Ahora si tienes la piel más sensible, uno de los imprescindibles es el aceite para afeitar, puesto que este te protegerá la cara a la hora de pasar la máquina de afeitar, puesto que ayudara a que la misma pueda rodar por el rostro sin que cause ningún daño.

La afeitadora, aquí debes elegir entre la clásica y la eléctrica, esto también te ayudará a saber cuál te conviene más entre crema de afeitar, por el gel, el jabón de afeitar o la espuma, es por ello también, que debes identificar qué tipo de piel tienes y que producto se adhiere más a tus exigencias.

Dentro de las afeitadoras podemos recomendarte las triples hojillas, puesto que afeitan mucho más y en menos pasadas, lo que evitara en mayor cantidad la irritación.

Para después del afeitado, necesitamos un producto que nos ayude a humectar el rostro, y al cierre de los poros, eso sí, debemos evitar a toda costa el alcohol y todos sus derivados, ya que eso causaría ardor y en consecuencia produciría un irritación.

Úsalo con el mayor provecho:

Es importante saber que estas herramientas deben tener un uso adecuado para sacarles el mayor provecho, por ello, no solo es importante que tengas un kit perfecto de afeitado, sino también que lo aprehendas a usar perfectamente, y que te conozcas, puesto que así tendrás un rutina de afeitado que se adapte personalmente a ti, te recordamos que nuestro rostro es nuestra carta de presentación ante el mundo, por lo tanto, ¡Cuidala!